¿Y cómo le vamos a hacer?

¿Y cómo le vamos a hacer?


El problema fundamental en Zaragoza de la Montaña es que el agua está lejos de las casas y hay que ponerle tiempo y energía a la caminata para ir a traerla todos los días, porque en los hogares no hay espacio para almacenarla.

Podrá parecer muy simple, pero el tanque de ferrocemento es una pieza clave en el proceso de solución: Es una reserva de 11,000L de agua, que se construye usando las manos con materiales como cemento y malla de gallinero. En la construcción participa toda la familia, se coloca en el lugar más cómodo dentro del terreno y se llena recolectando agua de lluvia o con pipas.

Es una alternativa económica a los tanques de plástico y tinacos; que además de ser casi 40% más costosos, son voluminosos y virtualmente imposibles de transportar a la comunidad.

Las mujeres ya han destinado en sus viviendas el espacio para la construcción de estos tanques; y además de aprender a construirlos, el proceso también comprende momentos para que el equipo de Tsomanotik comparta algunas otras experiencias significativas en materia de cuidado del medio ambiente, el buen vivir, nutrición y salud, y fortalecimiento del autoestima.

Al final, la solución no es únicamente el tanque; si no todo lo que se detona a partir de que las personas toman acción y deciden transformar su realidad.

En los próximos días estaremos compartiendo -aquí mismo- cómo vamos, y algunos detalles más profundos y técnicos de la construcción de un tanque, fotografías e historias de cada familia.

No dejes de leernos, suscríbete a nuestras redes sociales y ¡contáctanos!

Santiago

Colaborador de Tsomanotik desde el 2011. Venía a Chiapas una semana y nunca se fué. Hoy viaja todo el tiempo entre la CDMX, Oaxaca y Chiapas bebiendo cafe y mentiéndose en problemas.

You may also like

Comments are closed here.